Tu web ¿Necesita un blog? Sí, lo necesita, pero posiblemente no por los motivos y de la forma que crees

Tu web ¿Necesita un blog? Sí, lo necesita, pero posiblemente no por los motivos y de la forma que crees

Vamos a ser directos

 

A menos que encargues a un profesional que gestione tu blog (se llaman Community Manager) lo más probable es que tu blog no lo va a seguir nadie, nadie va a comentar tus publicaciones en el blog y tarde o temprano te cansarás de publicar y abandonarás el blog. Hay una sobreoferta de blogs, es complicado crear contenidos de forma continuada que generen seguidores que se sientan motivados a intervenir, y es muy difícil que a medio o largo plazo vayas encontrando tiempo que dedicarle al blog, sobre todo si vas viendo que casi nadie te sigue.

 

A pesar de todo lo anterior es una EXCELENTE IDEA que añadas un blog a tu web, no necesariamente para conectar con la gente sino con… Google. Es decir, mejorar el posicionamiento de tu web mediante el blog.

 

Porqué un blog

Ten en cuenta que a Google le gustan las webs que van renovando contenido, y que ir publicando entradas de blog es la mejor forma de ir creando ese contenido “fresco”. A veces la única, dado que muchos sectores de actividad no dan mucho juego para ello.

Por ejemplo, nosotros hacemos webs, y seguiremos haciendo webs dentro de una año: No hay mucho que cambiar en el contenido general de nuestra web, y el blog nos permite ir creando contenido nuevo.

¿Que no te lee nadie? No es cierto: Te garantizamos que Google sí va leyendo lo que publicas.

 

Cómo crear el blog

El blog y la web deben ser lo mismo: Tener la web en un sitio y el blog en otro sirve de bien poco de cara a Google, por mucho que los tengas enlazados. Aunque no es la única solución, las webs hechas con WordPress facilitan que blog y web sean lo mismo.

 

Contenido del blog

Habla de lo que quieras, aunque en ocasiones esté relacionado sólo indirectamente con tu actividad, pero debes crearte un listado de “palabras clave” que quieres transmitir a Google, y añádelas al texto de tus posts de forma natural y coherente. Google trabaja por “densidad” de palabras clave -la cantidad de veces que las encuentra en la web- así que ese es tu objetivo. Por ejemplo, si nosotros decimos que nos dedicamos al “diseño web” y ponemos la palabra clave “diseño web”, ahora mismo ya hemos puesto dos veces en este post la palabra clave que nos interesa para Google.

Recuerda también no copiar contenido, redáctalo. A Google le molesta mucho encontrar contenido copiado.

 

Estructura y enlaces del post

Dado que creas la publicación para Google, pónselo fácil:

 

  1. Estructura y divide el post poniendo títulos y subtítulos que Google entienda (pregunta a tu webmaster cómo se hace).
  2. Añade enlaces, tanto a otras secciones de tu web como a otras webs externas.

… y recuerda que mantener un blog activo y al día es un devorador de tiempo, así que no te impongas publicar más de lo que tu tiempo te va a permitir.

 

Si no vas a ser regular publicando, que posiblemente a la larga pasará, elimina la fecha de publicación de los posts (tu webmaster sabrá cómo hacerlo). Es muy feo un blog cuya fecha de la última entrada nos indica que lo has tenido abandonado durante meses.

Call Now Button