¿Toca renovar tu web? Síntomas y pistas para no quedarse atrás

¿Toca renovar tu web? Síntomas y pistas para no quedarse atrás

Todo lo que se crea online se va quedando anticuado con una cierta velocidad (también lo que se crea offline, la verdad) así que es normal ir actualizando y adaptando tu web con una cierta regularidad.

No se trata de hacer una web nueva cada poco meses, pero tu web es lo primero que perciben de ti muchos de tus clientes y contactos, así que es importante ser consciente cuando convenga hacer unos retoques para dar de nuevo una imagen competitiva a través de tu web.

 

Estos son síntomas y pistas de que tu web está quedando anticuada.

Algunos son obvios, y otros menos:

  1. Tu web empieza con un slide-show (esas imágenes y textos que van cambiando). Ha estado muy de moda, tanto, que ahora está pasado. Por otra parte, nadie tiene paciencia para esperar que le pasen cuatro o cinco imágenes con sus respectivos textos.
  2. Tu web tiene menús por todas partes (arriba, a los lados…). La navegación fácil e intuitiva es una de la claves de una buena web: Un sólo menú, siempre visible.
  3. Tu web tiene el menú hamburguesa (ese menú hecho con tres rayitas, que se abre sólo cuando lo clickas). Otra moda “cool” pero poco efectiva y engorrosa para el visitante: Los menús, mejor siempre visibles.
  4. Tu web tiene sombras y degradados: Estuvo muy de moda crear cuadros con sombras y botones y fondos con degradados. Ha quedado anticuado, y la tendencia es el “flat design” (diseño plano).
  5. Tu web es fea, o tiene aspecto de “web de plantilla”: Aunque parezca chocante, un grave problema de muchos creadores de webs es que son buenos técnicamente pero tienen mal gusto. Las webs feas, sin personalidad o de aspecto amateur, aunque sean funcionales, ahuyentan al visitante y al cliente. No importa cuál sea tu sector, tu web debe ser atractiva y “trendy”.
  6. Web obsoletaTu web tiene “hombrecitos blancos que hacen cosas”: En pleno 2017 todavía hay webs con estos hombrecitos. Corre urgentemente a sacarlos de tu web, son indescriptiblemente antiguos y amateur.
  7. Las fotos de tu web son obviamente de archivo: Ejecutivos ochenteros, gente que se da la mano, clientes felices con aspecto anglosajón… Sustitúyelas por fotos propias, reales, o alternativamente busca fotos de archivo menos impostadas.
  8. Los textos de tu web son Arial: Antiguamente las webs sólo se podían hacer con cinco o seis tipografías, y la mayoría se creaban con Arial. Seguro que tarde o temprano volverá, pero ahora mismo le da a tu web un aspecto rancio.
  9. Tu web no es responsive, no se adapta a móviles. Tu web no existe para Google, sin más.
  10. Casi todo lo que quieres enseñar en cada página de tu web cabe en la pantalla: Esas webs con todo “apretadito” están obsoletas. Una web actual está “esponjada”, y no importa si tienes que hacer mucho “scrolling” (ir hacia abajo) para ir viendo los contenidos.
  11. Tu logotipo es añejo: Los logos también quedan anticuados si no se van actualizando, y encima marcan la web porque es lo primero que se percibe. Si tu logo ya tiene unos años es muy probable que necesite un re-styling.
  12. Las galerías de tu web son imágenes más o menos pequeñas que se abren cuando clickas encima, para que puedas ir pasándolas. Obsoleto y anticuado: Las imágenes como más grandes mejor, incluso al ancho de la página, y siempre visibles. No hay ningún problema si el visitante tiene que hacer scrolling para ir viéndolas.
  13. Tu web tiene pop-ups, esos mensajes que se abren de repente pidiendo por ejemplo que se apunten a las newsletter o que compren una oferta. No es sólo que esté pasado, es que es muy irritante para quien visita la web.
  14. Tu web está hecha con algún auto-creador de webs. Diferentes servidores ofrecen plantillas para auto-crear webs. Sin duda éste es el futuro, pero actualmente todavía generan unas webs de aspecto casero, amateur y a menudo directamente cutre. Si tu capacidad económica no te permite otra cosa, desde luego es una solución para salir del paso, pero a poco que puedas invierte en una web profesional hecha con WordPress.

Si tu web empieza a sumar varios de estos síntomas, plantéate renovarla y actualizarla.

Por mucho que en su momento fuera estupenda, es posible que ahora ya no estés transmitiendo la major imagen posible a través de tu web.

¿Toca renovar tu web? Síntomas y pistas para no quedarse atrás
Call Now Button