Por favor respétanos como profesionales

Aunque nos encanta lo que hacemos, vivimos de nuestro trabajo y necesitamos que nuestros clientes nos paguen el tiempo y conocimientos que dedicamos a hacerlo, sea poco o mucho.

1. Siempre cobramos por nuestro trabajo

Pedimos a nuestros clientes que no nos soliciten que hagamos cosas gratis porque “a ti esto no te cuesta nada”, porque “pero si es un momento” o porque “ya os he pagado otros trabajos”. Nuestro tiempo, poco o mucho, conocimientos y experiencia tienen valor y cuestan dinero.

 

2. El cliente debe ser coherente con lo que pide

Nosotros estudiamos y preparamos cada presupuesto de acuerdo con lo que nos indica el cliente. Si una vez iniciado el trabajo el cliente pide cambiar o ampliar contenidos y características, o añade nuevas prestaciones o trabajos, ningún problema, pero desde luego cobraremos esa diferencia.

 

3. El compromiso mutuo razonable

No es conveniente crear un contrato para hacer una web que prevea todas las variables y opciones, sería extensísimo, así que ambas partes deben confiar en que la otra parte pedirá y dará dentro de la lógica y de lo razonable.

Cuando el cliente pide contenidos, soluciones o cambios que exceden a lo habitual, debe entender que eso no está incluido en el presupuesto ni era previsible, así que lo razonable es que no lo pida o se preste a pagar estos trabajos extra sin ofenderse por ello. No queremos trabajar menos, queremos cobrar por nuestro trabajo.

 

4. No nos justificamos por cobrar nuestro trabajo, ni nos justificamos por el valor y precio que damos a nuestro trabajo

Si un cliente no está de acuerdo con nuestros precios y presupuestos lo lamentamos de verdad, pero es posible que necesite buscar otro webmaster que se ajuste a los precios que busca.

Por favor, no nos pidas que trabajemos gratis ni que nos justifiquemos por cobrar por nuestro trabajo.

Call Now Button