Mito y realidad de las webs responsive (que se adaptan a smartphones)

Mito y realidad de las webs responsive (que se adaptan a smartphones)

Mito y realidad de las webs responsive

Una web responsive es aquella que se adapta al formato de los diferentes dispositivos: Ordeandores, tablets y smartphones.

¿Por qué una web responsive?

Actualmente es absolutamente indispensable que tu web sea “resposive”, es decir, que se adapte a los smartphones, y el motivo principal es que Google ya advirtió hace un tiempo que no iba a posicionar ninguna web que no fuera responsive.

El segundo motivo sería que la web adaptada se visita más cómodamente desde las pequeñas pantallas de los smartphones. Pero éste es, para nosotros, un motivo menor: Aunque hay mucho mito en este tema, la mayoría de las webs no relacionadas con el ocio se visitan desde ordenadores, al menos para visitas más allá de la primera página. Y más si hay que interactuar con la web (comprar o rellenar formularios, por ejemplo).

¿Cómo funciona una web responsive?

Cuando la web detecta que la pantalla es menor a un cierto tamaño de ancho, el que haya marcado el webmaster, se reconfigura para adaptarse a ese tamaño de pantalla. A la web le da igual si es visitada desde uno u otro dispositivo, sólo se guía por el tamaño de pantalla.

En realidad puedes activar el responsive desde cualquier ordenador, no hace falta que mires la web desde un móvil: Basta con que “estreches” manualmente el navegador desde el que estás visitando la web.

¿Qué aspecto debe tener una web responsive?

Desde que existen las webs responsive, las webs han dejado de ser un “lienzo en blanco” para el diseñador web: Ahora, además de crear una web atractiva, navegable y bien estructurada, hay que adaptarse a las exigentes reglas responsive, y básicamente esto significa que los contenidos y prestaciones deben estar pensados para que se puedan reordenar en columnas visitables desde un smartphone.

Ese es el aspecto de una web resposive, columnas de textos e imágenes, y ese es el motivo por el que la mayoría de webs actuales tienen una cierta semejanza estructural entre ellas.

¿La web responsive, es la única solución? ¿Es la mejor solución?

Es bastante común que los clientes aspiren a tener una web 100% responsive, para todas y cada una de las páginas y prestaciones. Para las webs en general, y desde luego para las más complejas, no es posible ni aconsejable a menos que el cliente esté dispuesto a renunciar a un diseño atractivo en la versión para el ordenador y tableta.

Si crees que es indispensable que tu web esté 100% adaptada a smartphones (cosa que en realidad sucede en muy pocos casos) lo óptimo es que además de la web, tu webmaster cree para ti una APP que, esta vez sí, están creadas, diseñadas y maquetadas exclusivamente para los smartphones. Cuando tu visitante entre en tu web, éste le dirigirá a la APP o a la web, en función del dispositivo.

Visita también ¿Necesitas una APP? Webs vs APPs

 

Call Now Button