Elementos clave en los que SÍ invertir para hacer una (buena) web

Damos por sentado que quien quiere una buena web entiende que debe invertir en el trabajo de un buen webmaster, con conocimientos y experiencia en diseño web, optimización web, marketing, marketing online y ventas (¡todas las webs venden algo, de una u otra forma!).

Sin embargo, es habitual que muchos propietarios de webs quieran ahorrar en otros conceptos directamente relacionados con la web, que son clave y si no se cuidan perjudican gravemente la calidad de la web:

 

1. Tu web debe tener MUY buenas imágenes

Las imágenes de tu web deben ser excelentes, invierte en ellas. Se puede hacer una web aceptable con imágenes fantásticas y un diseño pobre, pero una web con malas imágenes, aún cuando el diseño sea bueno, siempre será chunga.
Contrata a un fotógrafo profesional para tus reportajes fotográficos, y compra imágenes de calidad en bancos de imágenes.

 

2. Tu web debe tener textos BIEN REDACTADOS

Los textos de tu web deben estar bien escritos y estructurados, y ser originales y atractivos.
Nos llegan textos para web mal redactados, que no saben transmitir la actividad e incluso con faltas de ortografía. Ante la duda, contrata a un profesional que redacte unos buenos textos. Es bueno tanto de cara a los visitantes de tu web como de cara al posicionamiento de tu web en Google.

 

3. Las traducciones a otros idiomas de tu web deben ser PERFECTAS

¿Te has reído alguna web de una mala traducción a tu idioma? Todos lo hemos hecho. Vemos demasiadas webs que salen al paso con traducciones de cosecha propia, en particular en inglés. Al propietario de la web le puede parecer una buena solución barata, sin darse cuenta de que su web está desprestigiándole ante quienes hablan ese idioma.
No quieres que se rían de tu web: Si tu web va a ser en varios idiomas, pide la traducción a un traductor profesional.

¡Google Translator es una buena herramienta, pero no para esto!

 

4. El logotipo de tu proyecto debe estar bien diseñado

Es relativamente común que, en proyectos nuevos, el cliente cree su propio logotipo para ahorrarse este capítulo. Seremos sinceros: Estos logotipos “caseros” prácticamente siempre son un desastre.
Invierte en un buen logotipo, es la primera imagen de ti que ven los clientes, y la que recordarán. También es por nuestro interés: Duele crear una web bien diseñada que queda encabezada por un mal logotipo.

 

Factores para crear una buena web

Invierte en que tu presencia en internet sea óptima en todos los sentidos: Tu web ya es el primer medio por el que te conocerán tus usuarios, clientes y clientes potenciales.
Y, en función de tu actividad, quizá el único.