Redacción de textos web para Google

Redacción de textos para Google

Para crear los textos de tu web puedes contratar un copy o redactarlos tu mismo.
Si los redactas tu mismo, es importante que sigas una serie de reglas, con dos objetivos:

  1. Que los textos sean claros y atractivos para los visitantes de la web.
  2. Que los textos “gusten” a Google. Con esto conseguirás un mejor posicionamiento de la web.

 

Nos vamos a centrar en las reglas para “gustar” a Google.

Ante todo, ten en cuenta que ya no sirve para nada indicar a Google las “palabras clave” de tu web. Ese concepto está totalmente obsoleto. Google no hace ni caso de lo que se le diga, y toma sus propias decisiones en base al texto que encuentre.

Es decir, quien decide cuáles son las palabras clave de tu web es Google, no tu, así que se trata de crear unos textos que le gusten y le llamen la atención sobre tu web, y de utilizar las palabras clave que te interesan de forma que Google las identifique.

1. Haz una lista de palabras clave

  • Crea una lista de palabras clave con las que quieres que Google te conozca. ¿Por qué palabras buscarán los posibles clientes tus productos o servicios? Recuerda que no son “palabras” estrictamente, sino conceptos. Por ejemplo, “fabricantes zapatos mujer”.
  • Busca clusters de palabras clave siendo imaginativo. Por ejemplo, es imposible posicionarte para la palabra “zapatos”, pero tienes más opciones para “tienda zapatos niño Barcelona”.

2. Redacta una página para cada concepto que quieras posicionar y promocionar en Google

Por ejemplo, si tus servicios son “Asesoría fiscal”, “Asesoría contable” y “Asesoría laboral”, es necesario crear una página para cada uno, con su propio texto.

3. Escribe entre 500 y 800 palabras para cada página

Es aconsejable que cada página que quieres posicionar en Google (por ejemplo, no necesitas posicionar la página de “Contacto”) contenga entre 500 y 800 palabras en total. Si escribes el texto con Word, por ejemplo, este programa tiene un contador de palabras (al pie, a la izquierda).

Si consideras que esta cantidad de texto es excesiva para tus visitantes, tu webmaster sabrá cómo ocultar parte del texto para que lo encuentre Google pero no los visitantes a la web.

4. Estructura los textos

A Google le gustan los textos muy estructurados, que le indiquen muy claramente la jerarquía de los contenidos. Debes segmentar tus textos con títulos y subtítulos. Indica muy claramente la jerarquía en los textos, para que tu webmaster pueda “traducirla” para Google.

Puedes añadir tantos subtítulos en tantos niveles como quieras, pero sólo puede haber un título principal, que además debe incluir la palabra clave principal.

5. Redacta textos originales

Crea los textos desde cero. No los copies de otras webs, Google lo detecta y lo penaliza. Los textos deben ser originales y bien redactados.

6. Introduce las palabras clave en los títulos, subtítulos y textos

El posicionamiento en Google se consigue por “densidad”: El número de veces que Google encuentra las palabras clave en los contenidos. Cuida de introducir las palabras clave repetidamente (¡pero con coherencia!) en los textos, pero también (¡muy importante!) en el título y subtítulos de la página.

7. Identifica las imágenes para que Google lo entienda

No utilices nombres incomprensibles para tus imágenes (por ejemplo, “GLT456734.jpg”). Dales nombres que Google pueda entender, y aprovecha para añadir palabras clave (por ejemplo “imagen-tienda-zapatos-niño.jpg”).

 

Redacción de textos web para Google